Otras cosas para pensar hoy. Día de reflexión.

Además de nuestras elecciones otras cosas que nos pueden afectar en el  futuro próximo, no las debemos olvidar.

Aquí van algunas reflexiones  en un día tranquilo.

Arabi Saudita toma la decisión de convertirse ” en potencia global en énergias renovables” con  intención de ser exportadora de electricidad en lugar de energía fósil. Objetivo, tres décadas.  Hoy consume el 25% de su producción de petroleo. Algunas proyecciones indican que hacia 2030 puede ser importador neto de petróleo.

El el sobrevuelo de Aviones USA sobre las islas disputadas  en el Pacífico estos días amenazan la estabilidad regional. China se queja duramente. Arriesgado.

La caida de Palmira deja la mitad de Siria en manos del EI. ¿Está  funcionando la estrategia anti EI?

El Domingo importantes elecciones presidenciales en Polonia. Si Andrez Dudaes es elegido  sería un retroceso del papel que ha jugado Polonia últimamente debido a sus  buenas relaciones con la UE y con su vecino  Alemania.  Recordad a los hermanos Kaczynsk y   lo complicado que fueron.

La Reunión de Tzipras con Merkel y Hollande en Riga mejora el clima. No se sabe si algo más que eso. Los temas geoestratégicos empiezan a pesar  sobre las relaciones puramente económicas. Próxima semana importante.

Algunas cosas más iran saliendo a lo largo del día.

Política Internacional | Permalink

Dinamarca, país de ensueño.

Dinamarca tiene uno de los sistemas sociales más avanzados del mundo. Es un modelo a los que otros muchos aspiran.

Por ello ha sorprendido el descubrimiento de que cerca de 32 combatientes extranjeros procedentes de Dinamarca seguían cobrando el paro mientras luchaban en Siria. Una buena colaboracion entre los servicios del desempleo y los de inteligencia daneses detectaron la situación.

Pero también sorprende  que sea Dinamarca el único país que apuesta por la rehabilitación de los yihadistas. Los  programas sofisticados de desradicalización que han puesto en marcha parecen tener éxito.

Sin duda, por estas y otras muchas cosas, Dinamarca es un país de ensueño.

Política Internacional | Permalink

Cuatro puntos sobre las elecciones británicas

Un buen amigo me manda desde el Reino Unido su análisis del resultado de las elecciones británicas:

1. Todos pierden

- Los laboristas. Un gran fracaso. Son irrelevantes en Escocia y minoritarios en Inglaterra donde, al margen de Londres, sólo tienen presencia en el norte. Que tengan un sólo diputado en Escocia, la cuna del laborismo junto con el norte de Inglaterra, es como si el PSOE consiguiera un sólo diputado en Andalucía. Ha funcionado la estrategia conservadora de centrarse en i) la economía, y ii) azuzar el miedo a que Ed Miliband se convirtiera en un rehén de los nacionalistas escoceses. Volverán las luchas intestinas entre los que piensan que se ha ido demasiado a la izquierda (y por eso han perdido Inglaterra) y los que considera que no se han desplazado a la izquierda lo suficiente (y por eso han perdido Escocia).

- Los liberales. Una catástrofe todavía mayor. No sólo han pagado el precio de gobernar en coalición sino que, al igual que los laboristas, se han visto arrasados por el nacionalismo escocés en Escocia y el nacionalismo inglés en Inglaterra (sounds familiar?). Cómo responden a esto y si conseguir volver a ser relevantes está por ver. Tendrán 8 diputados; para haceros una idea la primera vez que se presentaron a unas elecciones ya consiguieron 20. Un desastre.

- Los nacionalistas escoceses (SNP). Pese a su gran victoria en Escocia la realidad es que serán irrelevantes en Westminster ya que Cameron gozará de mayoría absoluta. Su plan de ser el factor de poder en Londres no se ha materializado. Eso sí, el resultado les da una excusa para plantear el tema de la independencia de nuevo en poco tiempo. Quizás fuera siempre su estrategia, pero, por las características propias del partido, no les será fácil controlar el proceso.

- Los conservadores avanzan pero pierden toda legitimidad en Escocia. El victimismo escocés que alentó el referéndum se intensificará. Y, si uno considera que los tories son, ante todo, los grandes defensores de la Unión, su estrategia de azuzar el miedo al nacionalismo escocés en el resto del país podría hacer, en el futuro, que se vea este día como el comienzo del fin del Reino Unido. Por eso, aunque son los grandes ganadores de la jornada, creo que han sembrado una división que les pasará factura.

2. Se confirma la celebración del referéndum sobre la salida del Reino Unido de la UE. Y ojo que, aunque el UKIP ha conseguido sólo un diputado, ha tenido muy buenos resultados en votos (12,6%) siendo el segundo partido más votado en muchas circunscripciones, llegando incluso a ser popular entre la base laborista. Además también lo es entre la base conservadora, como probó su triunfo en las elecciones europeas. En en esta ocasión ha votado tácticamente por Cameron. Todo ello refleja la existencia de una corriente subterránea de apoyo al nacionalismo ingles bastante fuerte. Creo que Cameron ganará el referéndum porque los británicos son pragmáticos y alérgicos a los grandes cambios, pero cuando los convocas las sorpresas pueden ocurrir (que pregunten en Francia o Irlanda).

3. Como en toda Europa, el nacionalismo identitario triunfa sobre los ideales liberales y progresistas.

4. El Reino Unido está hoy un poco menos unido y podría llegar a romperse. Imaginaos que en Cataluña no hubiera prácticamente ningún diputado del PSOE, PP, Ciudadanos ni ningún otro partido no independentista… Cameron hará en los próximos días alguna oferta importante (quizás alguna fórmula de modelo federal) para intentar canalizar el problema, pero el genio ha salido de la botella y a ver ahora quién lo para ahora.

Ángel Pascual-Ramsay

Política Internacional | , , , , , Permalink

¿Ha cambiado la política exterior de Arabia Saudí con el nuevo rey?

La llegada del Rey Salmán a la primera magistratura de Arabia Saudí debería necesariamente tener repercusiones en la política interior y exterior del Reino. El caos en la región y el sentimiento generalizado de que Arabia Saudí no estaba a la altura para liderar a la gran familia suní recomendaba cambios.

El fallecimiento del Rey Abdalá ha facilitado, a pesar de la lentitud de movimientos de la casa reinante, que la sucesión haya sido algo más que una mera substitución de un hermano octogenario por otro.

Los tres primeros nombramientos inmediatos ya indicaron algunas pistas. En la línea de sucesión nombró primero a su hermano más joven, el Príncipe Muqrin de 69 años, y como segundo en la línea sucesoria a su sobrino Mohamed bin Nayef de 55 años, iniciando con ello el paso del testigo a la generación de los nietos del fundador del Reino, el Rey Abdelaziz

La importancia de este cambio generacional no es cosa menor en un país cuya edad media no pasa de los 30 años y que ha estado gobernado durante los últimos años por octogenarios.

Pero los cambios van más allá. El príncipe bin Nayef continuará como ministro de interior y el hijo del nuevo rey, recién entrado en la treintena, se ha hecho cargo del ministerio de defensa. Así, las dos carteras esenciales en estos momentos de conflicto regional -interior y defensa- estarán en manos de dos personalidades de una nueva generación.

En pocos días se pudo percibir el giro de la política del reino. Bajo la coordinación de los dos ministros, Arabia Saudí retomó el liderazgo suní al convocar a los líderes de las países vecinos para que dejaran de lado las peleas intra-suníes y se concentraran en lo que para ellos debiera ser su preocupación primera: hacer frente a lo que consideran una posición arrogante en la región por parte de Irán. Especialmente en un momento en que su aliado histórico parecía ayudar a Teherán a salir de su aislamiento.

En cuestión de días consiguieron que la Liga Árabe constituyera una alianza militar suní para utilizar Yemen como el primer territorio de confrontación con Irán, acusándoles de estar detrás de la revuelta Huthi en ese país fronterizo con Arabia Saudí.

A partir de ese momento se calmaron los desacuerdos entre Turquía y Egipto, Catar y Emiratos Árabes Unidos, concentrándose todos en acusar a Irán de tener ambiciones inaceptables en la zona.

¿Se mantendrá por mucho tiempo esta tregua intra-suní? Difícil de saber. De alcanzarse un acuerdo en las negociaciones nucleares con Teherán, es posible que tal cosa suceda.

Todos son conscientes de que más tarde o más temprano algún tipo de acuerdo con Teherán será necesario. Y, para ello, cuanto más unidos se encuentren mejor podrán defender sus posiciones.

La gran duda es si estaremos más cerca de una paso hacia la estabilidad regional o, por el contrario, de que el ejemplo de Yemen se extienda a toda la región.

Política Internacional | Permalink

2017

Un post de ECFR me recuerda que en el año 2017 tendrán lugar elecciones en Francia -presidenciales- y en Alemania – parlamentarias. Quiere esto decir que muy probablemente los tiempos de Hollande y Merkel llegarán a su fin. La posibilidad que cualquiera de los dos líderes pudieran continuar en sus puestos tras dichos comicios parece remota.

Es innegable que la relación entre Francia y Alemania atraviesa en estos momentos por un periodo dulce. Francia ha aceptado de facto el liderazgo de Alemania y Merkel sabe que las tareas que tiene por delante serán más factibles en buena compañía. Con Francia.

Europa sabe bien lo difícil que resulta avanzar cuando la sintonía franco-alemana se debilita. Y también sabe que esa relación institucional debe basarse en el buen entendimiento entre las dos figuras que políticamente los representan. Hoy se dan esas circunstancias.

Europa tiene por delante decisiones de gran calado, ya sean en materia económica o en el campo de la política internacional y de seguridad. Cual será el papel de Europa en este mundo cambiante será definido por nuestra  solvencia económica y por la audacia con que avancemos hacia una integración mayor.

¿Quiere esto decir que estamos los demás en manos de esa pareja de Estados miembros? No. Pero significa que sin esa empatía previa todo se hará más cuesta arriba y que, por tanto, está en el interés de los demás que así sea.

Merece la pena no olvidar que 2017 puede ser un momento fundamental para el Reino Unido ya que probablemente expresará mediante referéndum su permanencia o no en la Unión. Prepararse para esa eventualidad, pesa a lo indeseable que pueda parecer, es pura responsabilidad.

Ahora, con unas condiciones económicas para Europa ventajosas gracias a la política del BCE bajando los costes de financiación y con un euro más débil se puede abrir una ventana de oportunidad.

Tenemos delante de nosotros,por tanto, un tiempo que puede ser fecundo. Que lo sea dependerá de nuestro compromiso para asentar bases integradoras sólidas que puedan permanecer mas allá del año 2017.

Política Internacional | Permalink

On Nigeria’s elections

“The news from Nigeria today is wonderful. Africa’s largest country has concluded a peaceful election process. Furthermore, the incumbent has already gracefully conceded and congratulated his successor – a first for Nigeria and a benchmark for other African countries to follow.”

Mo Ibrahim

Política Internacional | Permalink

¿Cómo reaccionará Arabia Saudita a un acuerdo nuclear con Irán?

Tiene, en principio, tres posibilidades en función de la seguridad que crea le proporciona el Acuerdo.

1. Si creen que es aceptable, esperarán que los EEUU les proporcione una garantía nuclear tipo Japón o Corea del Sur.

2. Si creyeran que lo anterior no fuera suficiente dado los términos del documento final, materializarían el acuerdo que tienen con Pakistán, potencia nuclear sunita. Perturbador.

3. Si fuera considerado como una victoria total de Irán, los saudíes -que ya están luchando contra los iraníes en varios frentes- emprenderían una carrera nuclear propia con ayuda o sin ayuda de Pakistan.

Si así fuera, de hecho, el acuerdo con Teherán no habría servido para casi nada. Los E3+3 han advertido que un Irán nuclear significaría desencadenar una carrera de armas nucleares en el Oriente Medio, la región más volátil del mundo. Uno de los objetivos de estas negociación es asegurar al resto del Medio Oriente que Irán no puede alcanzar el estatus nuclear. Si Arabia Saudita (y Egipto y Turquía y los Emiratos Árabes Unidos) no cree que el acuerdo va a lograrlo, entonces se moverá por si solo para contrarrestar la amenaza nuclear persa.

Peor de las hipótesis.

Política Internacional | Permalink