“Necesitamos no solo líderes políticos, sino también sociales”

Entrevista en RNE donde hablo un poco de todo. Repaso, entre muchas otras cuestiones, los temas más destacados de la actualidad internacional: el Estado Islámico, el conflicto entre palestinos e israelíes, las desigualdades en los países desarrollados, la falta de líderes…

Escúchala aquí

Opinión, Política Internacional | Permalink

Tiempo de cerrar un pacto nuclear con Irán

Mujeres iraníes pasan junto al muro de la antigua embajada de EEUU en...

Instamos a los países del E3+3 [Francia, Alemania, Reino Unido más EEUU, China y Rusia] e Irán a llegar a un acuerdo sobre un acuerdo nuclear integral dentro de la fecha límite del 24 de noviembre. Es probable que aplazar las difíciles decisiones finales que quedan por tomar proporcione más oportunidades para que quienes se oponen a la vía diplomática echen a perder este proceso, lo cual resulta especialmente cierto cuando se han formulado soluciones técnicas creativas y está a nuestro alcance un acuerdo, un acuerdo que aborde de manera pacífica y efectiva las preocupaciones de la UE3+3 sobre proliferación en relación con el programa nuclear de Irán al tiempo que se respetan las legítimas aspiraciones iraníes y su soberanía.

El acuerdo nuclear provisional firmado en noviembre de 2013 proporcionó al E3+3 las garantías más sólidas hasta la fecha al hacer efectiva una supervisión rigurosa del programa nuclear de Irán a la vez que se ponían límites y se reducía su producción de uranio enriquecido. Para llegar a esta fase de las negociaciones, los europeos han invertido una amplia cantidad de recursos por haber tenido que soportar los costes económicos de un régimen de sanciones sin precedentes contra Irán así como las consecuencias, a escala regional, de implementar el aislamiento de Teherán. Europa debe aprovechar este momento para alentar a las partes negociadoras a abordar las cuestiones pendientes mediante concesiones razonables al mismo tiempo que se evitan cuestiones que no son esenciales para un buen acuerdo. Los europeos deberían trabajar asimismo junto con el gobierno de los Estados Unidos en tranquilizar a los aliados regionales escépticos respecto de los beneficios estratégicos que a largo plazo entraña un acuerdo nuclear definitivo.

También debería tenerse en consideración el coste de unas negociaciones fallidas. Para el E3+3, el fracaso tendría como resultado probablemente un programa nuclear iraní sin restricciones y con una tímida supervisión, en la que la vigilancia estaría ausente. El fracaso a la hora de alcanzar un acuerdo definitivo, seguido de una intensificación de sanciones, de tensiones y del aislamiento de Irán, podría tener como consecuencias un mayor incentivo a Irán para tratar de hacerse con armamento nuclear, un debilitamiento más activo de los intereses occidentales y un callejón sin salida cada vez más explosivo en el terreno militar. Por el lado iraní, los costes del fracaso, tanto en términos económicos como de seguridad, son incalculables. Para algunos de los que se oponen a un acuerdo, que los hay en ambos bandos, puede que sean deseables unas consecuencias de esta naturaleza; para los liderazgos responsables no debería ser así.

Si se alcanza un acuerdo definitivo, el E3+3 puede sentar un precedente verdaderamente histórico que salvaguarde la seguridad global mediante la contención de la capacidad de Irán de implementar activamente un programa de armamento nuclear. Un acuerdo nuclear definitivo reforzará además la confianza y creará el espacio político necesario para que los europeos vuelvan a involucrar a Irán en el tipo de diálogo sobre derechos humanos que se produjo en el pasado y que tanto sentido tiene y tan necesario es actualmente.

De manera crucial, un acuerdo debería asimismo reformular el compromiso de occidente con Irán mediante la apertura de nuevas opciones de cara a la prosecución de unos intereses regionales que en parte coinciden, en un momento en que los europeos están de nuevo militarmente involucrados a las puertas de Irán y cuando parece posible y necesaria una cooperación basada en intereses, al menos parciales, sin olvidar los muchos casos en los que las posiciones iraníes y occidentales siguen divergiendo.

Irán y el E3+3 están más cerca que nunca de resolver la cuestión nuclear. Los objetivos de no proliferación, de seguridad global y regional y de apaciguamiento de conflictos candentes en Oriente Próximo y el efecto ejemplarizante del éxito de la diplomacia multilateral en estos tiempos convulsos saldrán beneficiados de manera importante, sin excepción, si se alcanza un buen acuerdo. Todas las partes tienen la opción de desentenderse de un acuerdo nuclear, pero lo harán a sabiendas de que las alternativas son mucho peores cuando de lo que se trata es de obtener lo mejor para sus respectivos intereses estratégicos y de que es posible que nunca más haya una oportunidad tan magnífica como ésta de cerrar un acuerdo nuclear definitivo.

Javier Solana, ex Alto Representante de la UE para la Política Común Exterior y de Seguridad y ex Secretario General del Consejo de la Unión Europea; ex Secretario General de la OTAN.Ana Palacio, ex ministra de Asuntos Exteriores de España y ex vicepresidenta y ex consejera general del Grupo del Banco Mundial. Carl Bildt, ex ministro de Relaciones Exteriores de Suecia. Emma Bonino, ex ministra de Relaciones Exteriores de Italia. Jean-Marie Guéhenno, presidente y director general ejecutivo de International Crisis Group, ex Enviado Especial Conjunto Adjunto de Naciones Unidas y de la Liga de los Estados Árabes en Siria. Norbert Röttgen, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Bundestag y ex ministro Federal [de Alemania] de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear. Robert Cooper, ex diplomático del Reino Unido y ex Consejero del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Manifiesto publicado en El Mundo en español, en The Guardian en inglés y en Il Corriere della Sera en italiano.

Política Internacional | Permalink

Irán; Rusia y Ucrania, China y Vietnam. Más difícil todavía

Esta semana se presenta complicada. Se retoman las negociaciones con Irán, culminando la que pudiera ser la última fase antes del acuerdo definitivo. Pese a que nadie oculta las dificultades, hay motivos para un optimismo moderado basado en los beneficios que se derivarían de la resolución pacífica de la cuestión nuclear iraní.

La cooperación entre los miembros de la mesa, compuesta por Irán y el E3+3 -Rusia, China, Estados Unidos Francia, Reino Unido y Alemania-, así como la buena voluntad expresada por las partes, serán fundamentales para lograr el ansiado acuerdo.

El trasfondo internacional es, sin embargo, complejo. Por una parte continúa la crisis ucraniana, que involucra directamente a Rusia; y por otra se observa un repunte de las tensiones en el Mar del Sur de China, con China y Vietnam como protagonistas.

¿Cómo podrían verse afectados entre sí cada uno de estos tres elementos simultáneos, la negociación con Irán, la crisis en Ucrania y las tensiones China-Vietnam?

Pareciera que tanto Rusia como China, polos de poder indiscutibles, quisieran poner de manifiesto su  influencia sobre su vecindario más próximo, en un caso por tierra y en otro por mar. ¿Qué consecuencias tendrá para la negociación con Irán? ¿Podrá Irán llegar a creer que Rusia y China tendrán una posición negociadora más fuerte con respecto a la estadounidense?

La solución en muy pocos días.

Política Internacional | Permalink

¿Se acaba el tiempo para dos Estados entre Israel y Palestina?

El 29 de este mes debería llegarse a un acuerdo en las negociaciones entre palestinos e israelíes promocionado por John Kerry, Secretario de Estado americano.  Ha sido mucho el esfuerzo realizado por Kerry: viajes a la zona, reuniones e iniciativas para avanzar. Pero el acuerdo se escapa cada día un poco más y con él la posibilidad de una solución con dos Estados.

El esfuerzo de Kerry siempre estuvo lastrado por la falta de apoyo de la Casa Blanca, que conforme pasaba  el tiempo se fue haciendo más explícito.

Israel no puso nada de su parte. Su empeño en el reconocimiento de Israel como Estado judío más la continuación de la política de asentamientos dejaba poco espacio a un Abbas debilitado en su propio campo.

Las últimas semanas han llegado a una situación absurda. La negativa de Israel a liberar los presos prometidos ha hecho que la negociación de paz se convirtiera en una negociación-cual muñecas rusas- para reavivar la auténtica, incorporando la liberación de un condenado por espionaje a favor de Israel en una cárcel americana. Una presión inaceptable para el Gobierno de Obama.

La ventana de oportunidad que se abrió -aparentemente- con la nueva situación en Egipto al romper  con los Hermanos Musulmanes y mantener una mayor seguridad en el Sinaí, tampoco ha sabido ser aprovechada.

Hoy conocemos, como fruto del agotamiento, un acuerdo entre la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y Hamas.

La reacción de Israel, no se hará esperar.

Hoy es 23 de abril y quedan cinco días. Mucho me temo que estamos ante otra oportunidad perdida.

¿Cuantas veces más podrá martillearse el mismo clavo sin resultado alguno? ¿Cuantas veces podrá tocarse  la misma partitura sin obtener armonía?. Pocas. O quizás ninguna.

Política Internacional | Permalink

Disputas Ucrania-Rusia sobre la flota rusa en el Mar Negro: el acuerdo de 1997

 

La flota rusa del Mar Negro tiene su base histórica en Sebastopol. Después de que Ucrania obtuviera la independencia se firmó un contrato de arrendamiento (en 1997) para que la flota pudiera seguir allí, pero no sin disputas entre ambos países.

El expresidente ucraniano Viktor Yuschenko repitió varias veces que la flota rusa en el Mar Negro era un agente de inestabilidad en Crimea. Aducía que facilita el separatismo. En 2009 el gobierno ucraniano de Yuschenko anunció que no permitiría que se prolongara el arrendamiento de las bases rusas en Crimea más allá de 2017, como se estipulaba en el tratado bilateral entre ambos países de 1997, mediante el cual Rusia pagaría a Ucrania 98 millones de dólares al año por las bases de Crimea hasta 2017, sujeto a ser ampliado de mutuo acuerdo. La decisión del gobierno ucraniano vino como respuesta a la expansión de la flota rusa en Novorossiysk, en la costa rusa del Mar Negro.

El 21 de abril de 2011, ya con Yanukóvich en la presidencia, Ucrania llegó a un acuerdo con Medvédev sobre el arrendamiento de las bases rusas en Crimea. El contrato se extendería 25 años más allá de 2017 (2042), con una opción adicional de 5 años de renovación (2047). A cambio, Ucrania logró varios años de descuentos del 30% durante diez años sobre el precio del gas natural ruso. Esta extensión del arrendamiento revalidó los acuerdos de 1997, que estipula que la Flota rusa del Mar Negro puede mantener los mismos números y tipos de buques que tenía en Sebastopol cuando se dividió la flota tras la caída de la Unión Soviética. De acuerdo con lo firmado entonces, Rusia puede tener hasta 25.000 personas, entre soldados y personal.

Política Internacional | Permalink

Los JJOO en verano e invierno. Modos de empleo.

Rusia lo tenía relativamente fácil. Había indultado a Jhodoroski y a las Pussy Cats para caldear el clima político ante los Juegos Olímpicos.  ¿Qué le impidió continuar su gesto y aceptar una tregua olímpica humanitaria en Siria, aprovechando las negociaciones de Ginebra -simultáneas con los JJOO en Sochi- para darles un impulso? En cualquier caso no lo ha hecho.

Ha preferido volver a Pekín. Durante los JJOO de 2008, celebrados en China, desencadenó la ofensiva en Georgia aprovechando la atención internacional sobre la belleza de los Juegos.

Bien para generar un conflicto o para no desactivar otro, siempre puede encontrarse la buena compañía de unos JJOO.

Política Internacional | Permalink

Carta en Financial Times: Sochi es el momento para que Putin muestre liderazgo en Siria

De Madeleine Albright , Lord Malloch -Brown, Sir John Holmes, Javier Solana, George Soros y otros.

Lee el original en inglés aquí. Traducción al castellano a continuación:

Los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi serán un gran espectáculo donde se mostrará la impresionante capacidad de los atletas y la resplandeciente belleza del invierno. Seremos testigos de hazañas extremas, producto de la valentía humana, y veremos en los rostros de los mejores atletas del mundo la gran tenacidad y compromiso del que se han servido para entrenarse de cara a estos juegos.

A tan sólo 1.000 kilómetros de distancia nos encontramos con un espectáculo muy diferente. En Siria, la nieve y el frío crean condiciones que amenazan la vida de las mujeres y los niños ya debilitados por una grave escasez de alimentos y medicinas. El coraje y la determinación grabada en sus rostros es causada por una hazaña aún mayor y producto de la resistencia humana: la de la supervivencia contra toda probabilidad. Más de 9 millones de personas necesitan asistencia humanitaria, más de 13 veces el número de personas que van a tener la suerte de asistir o participar en los Juegos de Sochi. El cuarenta por ciento de los hospitales han quedado fuera de combate por el conflicto. Dos millones de niños han sido obligados a abandonar la escuela. Si los Juegos Olímpicos muestran lo mejor de la Humanidad, Siria presenta lo peor. Los juegos más caros de la historia se llevarán a cabo muy cerca de la peor crisis humanitaria de nuestros tiempos.

Los Juegos Olímpicos están destinados a apoyar los objetivos de la coexistencia pacífica, el juego limpio y una llamada mundial a la tregua durante la duración de los juegos. El mundo está herido por muchos conflictos, pero en ninguna parte es tan evidente el contraste con el espíritu de los juegos. El liderazgo de Rusia puede ofrecer una apertura olímpica que puede marcar la diferencia inmediatamente para más de millones de personas inocentes en situación desesperada.

Cuando Vladimir Putin dé la bienvenida al mundo en Sochi tendrá un momento único que demuestre que los Juegos Olímpicos más ambiciosos del mundo se utilizan para asegurar un legado político del que el pueblo ruso y el resto del mundo podrán sentirse verdaderamente orgullosos. En una declaración del 6 de febrero, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia pidió una tregua olímpica global para todos los conflicto, sobre todo en Siria. Bajo el espíritu de los Juegos Olímpicos, instamos al Presidente Putin a dejar su marca en la historia durante la apertura y ofrecer tres cosas:

  • La tregua: liderar los esfuerzos para acordar una resolución humanitaria del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que inste a las partes a facilitar la entrega de asistencia humanitaria, garantizando que la ayuda llegue a todos los necesitados, incluso a través de altos el fuego locales.
  • El juego limpio: pedir a las partes en conflicto que abandonen las tácticas medievales e ilegales de guerra, como el asedio a las ciudades, hospitales, escuelas y permitir a los civiles a huir de las zonas bajo ataque.
  • La coexistencia pacífica: reiterar el compromiso de Rusia para las negociaciones de paz en curso, que allanarán el camino para que los sirios de todos los credos y orígenes puedan de nuevo vivir en coexistencia pacífica.

Rusia tiene que hacer que suceda. El presidente Putin y su ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, han demostrado que son capaces de lograr hazañas difíciles en diversas negociaciones como el acuerdo sobre las armas químicas acordado con Estados Unidos. Una asociación similar desbloquearía ese cambio radical que todo el mundo quiere ver: aliviar el sufrimiento del pueblo sirio.

Instamos al Presidente Putin a inspirar a los atletas de Sochi con un verdadero liderazgo olímpico en Siria y deseamos al pueblo ruso un éxito de los juegos de invierno.

Firmantes: 

Morton Abramowitz, Former US Ambassador to Turkey

Madeleine Albright, Former US Secretary of State

Halldor Asgrimsson, Former Prime Minister of Iceland

Lloyd Axworthy, Former Canadian Foreign Minister

Robert Badinter, Former Minister of Justice, France

Mohamed Benaissa, Former Minister of Foreign Affairs and Cooperation, Morocco

Shlomo Ben Ami, Former Foreign Minister of Israel

Samuel Berger, Former US National Security Advisor

Sir Richard Branson, Founder of Virgin Group

Rony Brauman, Former President Médecins Sans Frontières

Sir Tony Brenton, KCMG, Former UK Ambassador to Russia

Hans van den Broek, Former Foreign Minister of the Netherlands

Gro Harlem Bruntland, Former Prime Minister of Norway

Maria Livanos Cattaui, Former Secretary General of the International Chamber of Commerce

Erik Derycke, Former Foreign Minister of Belgium

Shirin Ebadi, 2003 Nobel Peace Laureate, Founder of Defenders of Human Rights Center in Iran

Jan Egeland, Former United Nations Under Secretary-General for Humanitarian Affairs, Secretary General of the Norwegian Refugee Council

Niels Helveg Petersen, Former Minister for Foreign Affairs, Denmark

Peter Gabriel, Musician and founder of The Elders

Jaime Gama, Former Speaker of the Portuguese Parliament, Former Foreign Minister of Portugal

Justice Richard J Goldstone, First Chief Prosecutor of the United Nations International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia and for Rwanda

Rosario Green, Former Foreign Minister of Mexico

Sir John Holmes, Former United Nations Under Secretary-General for Humanitarian Affairs

Jaap de Hoop Scheffer, Former Minister of Foreign Affairs, Former NATO Secretary General

Mo Ibrahim, Chair of the Mo Ibrahim Foundation

Wadah Khanfar, President of Al Sharq Forum

The Most Revd Dr Thabo Cecil Makgoba, Archbishop of Cape Town and Metropolitan of the Anglican Church of Southern Africa

Lord Mark Malloch-Brown, Former United Nations Deputy Secretary-General

Marwan Muasher, Former Foreign Minister of Jordan

Sadako Ogata, Former United Nations High Commissioner for Refugees

Ana de Palacio, Former Minister of Foreign Affairs, Member of the Consejo de Estado of Spain

Thomas Pickering, Former US Ambassador to the United Nations

Surin Pitsuwan, former Secretary General for the Association of Southeast Asian Nations (ASEAN)

Lydie Polfer, Former Foreign Minister of Luxembourg

Rubens Ricupero, former Secretary General of UN Conference on Trade and Development

Sir Malcolm Rifkind, Former Foreign Secretary of the United Kingdom

Javier Solana, Former European Union High Representative for Common Foreign and Security Policy

Yasmin Sooka, Executive Director of the Foundation for Human Rights

George Soros, Founder, Open Society Foundation

Pär Stenbäck, Former Minister of Finland

Jamal Suleiman, Syrian Actor

Erica Terpstra, Olympic medallist, Former president of the Dutch National Olympic Committee

The Most Revd Desmond Tutu, Archbishop Emeritus of Cape Town

Hubert Védrine, Former Foreign Minister of France

Knut Vollebaek, Former Foreign Minister of Norway


 

Opinión | Permalink