Yemen, Tikrit y las negociaciones con Iran

Conforme entramos en la fase final de la negociación con Iran, los acontecimientos de los últimos días  - en Yemen y en Irak- deben juzgarse, también, a la luz de esta. Muy particularmente por las dificultades que plantean a Obama. En ambos casos  se sobrepone, de una u otra forma, la rivalidad sunita- chiita. Y ello  en momentos en que tanto Teheran como Rihad miran con atención el comportamiento americano en el juego de la supremacía regional a lo que no es ajeno el resultado de las negociaciones nucleares.

1. Yemen.   La caída  del Presidente sostenido  por los Saudis y la victoria de la facción Hútil  apoyada por Iran, ha hecho saltar todas las alarmas en Rihad que no puede permitir en su frontera sur un país controlado por Teherán. Se cruza una línea roja infranqueable para Arabia Saudita en particular y el mundo sunita en general. Arabia Saudita pretende dirigir una coalición de Paises del Golfo y un buen número de pises sunitas que incluyen hasta Marruecos y Pakista.  sunita para parar a los Hútil y una clara señal a Teherán de que no puede seguir con sus prácticas expansionistas.

Estados Unidos  apoya a los sauditas pero sin comprometerse militarmente más allá de cooperación de inteligencia y logística. No pueden hacer menos y no deben hacer mas en estas circunstancias.

 

2. Tkrit. En una operacion  para  espulsar  a EI de esa ciudad de Irak, la coalición de fuerzas del ejercito Iraki junto a milicias chiitas llevan empeñadas semanas con éxito limitado. Una suma de fuerzas del ejercito de Irak junto a milicias chitas. Para el  último esfuerzo el ejército de Irak ha solicitado apoyo aéreo a los Estados Unidos.  Compleja situación para Obama que, implicado contra EI no quisiera sumarse a una operación donde una parte importante está formada por brigadas chiítas, por la lectura que pudiera hacerse en estos momentos por el mundo sunitas.

Las negociaciones pueden dar un gran paso adelante en los próximos dias, pero su finalización,probablemente, no se realizara hasta el verano.

Las tensiones sunita chiítas pueden envenenarse por la situación sobre el terreno en varios frentes mientras las negociaciones siguen abiertas y ambos quieren influenciar sus resultado final. Días dificiles.Demasiado en juego.

 

 

 

 

 

Política Internacional | Permalink

Algo tan sencillo y cotidiano como la superficie de un circulo es algo inescrutable.

El 14 de Marzo se celebra el día Pi en honor de la constante matemática que mide el cociente entre la longitud de la circunferencia y su diámetro.

Pi es un número irracional,que no puede obtenerse por el cociente de dos números enteros y se compone, por tanto, de un número infinito de decimales aperiódicos.

Pitagoras repudiaba la existencia de dichos números considerándolos incompatibles con un universo diseñado inteligemtemente. Arquimedes consiguio aproximarlo mediante la polinomizacion de la circunferencia y concluyó que debiera encontrase ente 223/7 y 22/7.

La potencia de los ordenadores no ha hecho más que confirmar su irracionalidad.

Pi nos recuerda todos los días que el universo es lo que es y que no se pliega a la conveniencia de nuestras matemáticas. Que algo tan sencillo y cotidiano comola superficie de un circulo es algo inescrutable. Solo lo conocemos aproximadamente.

Política Internacional | Permalink

Memo desde Nueva York

Nueva York está nevada y gélida. Solamente asciende la temperatura política conforme se acerca la presencia de Netanyahu para dirigirse a una sesión extraordinaria conjunta del Congreso y Senado.

En juego están dos temas que hacen del debate una especie de duelo en la alta sierra entre Obama y Netanyahu. Ayer todos los programas de debate – Face The National o Meet the Press – no hablaban de otra cosa.

El primer tema gira sobre una cuestión de política interna y de relaciones entre Israel y los Estados Unidos. La tensión política puede llegar hasta el extremo de que la oposición la use como misil para golpear al Presidente Obama, aunque sea el líder de Israel quien vaya a utilizar el discurso como un spot más de su campaña electoral.

El segundo versa sobre el posible acuerdo nuclear con Irán. Conforme se filtran detalles del mismo, el debate se ha enrarecido, como era de esperar. Hay quienes piensan que pudiera ser demasiado ventajoso para Irán y quienes piensan lo contrario. Entre los primeros se encuentra Israel y en cierta medida Arabia Saudí, aunque de forma menos vocal. Sin embargo, nadie ha sido capaz de plantear hoy una alternativa viable al acuerdo – más allá de bombardear las instalaciones nucleares de Irán, lo que no se encuentra entre las acciones razonables.

Nieva en Nueva York y en la esquina entre la calle 42 y la Sexta Avenida la policía protege una manifestación. Las pancartas leen: “Rabinos verdaderos contra la visita de Netanyahu”. Se oyen sus potentes voces que sólo dicen “No, No, No”. Sus sombreros, barbas y tirabuzones blanqueados por la nieve.

Por esto, entre otras cosas, Nueva York es siempre interesante.

Política Internacional | Permalink

Una estrategia para Ucrania

Ulrich Speck, investigador en Carnegie, ha publicado en CNN una posible estrategia para resolver los problemas de Ucrania y Rusia.

Occidente, dice, no va a iniciar una guerra de ‘proxies’ con Rusia. La mejor solución para Ucrania, dice, es lograr un respiro en la guerra para aprovechar el tiempo. y aplicar reformas profundas y necesarias.

El alto el fuego podría ser enormemente beneficioso para Ucrania, señala, Speck. El país necesita con urgencia cambios políticos y económicos. Un Estado ucraniano más fuerte y funcional, menos corrupto y más capaz de ofrecer prosperidad a sus ciudadanos resistiría mucho mejor la agresión rusa.

Precisamente, continúa, es la propia debilidad de Ucrania la que ha permitido a Rusia instigar la sublevación del este. Si se mantuviera el segundo acuerdo de Minsk, Ucrania podría reorientar sus energías a hacer frente a su mayor desafío interno, descuidado durante más de dos décadas: la construcción de las instituciones estatales funcionales y sólidas.

Una nueva Ucrania más democrática, prospera y mejor gobernada sería sinónimo de un país más fuerte y atractivo no sólo para sus propios ciudadanos -hay millones de ucranianos emigrados-, sino también para inversores occidentales. El desafío para Ucrania y Occidente es convertir Minsk II en una oportunidad. El gobierno de Kiev debe demostrar su voluntad reformista y de lucha contra la corrupción. Con la guerra detenida no hay excusa para la inacción. Es reto grande, pero debe aprovecharse el impulso modernizador que latía en Maidán.

Ucrania puede encontrar modelos de éxito como Polonia. Occidente no debe quedarse al margen.

Lecturas, Política Internacional | , , , , Permalink

¿Qué consecuencias tendría un eclipse solar para la distribución de energía eléctrica?

El 20 de marzo tendrá lugar un eclipse de sol que será visible en toda Europa. En 30 minutos, con la potencia solar instalada hoy en Europa –10.5% del total de las renovables, cuando en 1999 era solo el 0,1%–, la producción solar decrecerá de 17,5 gigavatios (GW) a 6,2 GW y volverá a subir hasta 24,6% GW.

El reportaje que sacaba Financial Times hace pocos días demuestra que todo está conectado, que los riesgos están presentes allá donde menos lo esperamos. La European Network Transmission System Operators for Electricity (ENTSO-E) ha señalado que el eclipse será ‘una prueba sin precedentes para el sistema eléctrico europeo’.

La ENTSO-E señala que el eclipse podría tener graves consecuencias en lugares como Alemania, la mayor economía de Europa, donde más de una cuarta parte de su electricidad procede de generadores renovables y, al igual que otros países de la UE, está conectado con los países vecinos.

Los operadores energéticos ya se están planteando llevar a cabo videoconferencias en toda Europa durante el eclipse, pudiendo recurrir ‘a los procedimientos habituales de emergencia para proteger el sistema en caso de necesidad’, según cuenta FT.

Da que pensar que con cada avance, aunque sea en la buena dirección (como es el aumento de la energía solar), surjan nuevos riesgos. La interdependencia, y los riesgos derivados para todos, se manifiesta en todos los ámbitos, hasta en los más impredecibles.

Lecturas, Política Internacional | , , , Permalink

Rusia y Ucrania a debate en Munich

Mañana empieza oficialmente la Conferencia de Seguridad de Munich de 2015. Llevo ya muchos años asistiendo, y he vuelto a Alemania para analizar con importantes personalidades las soluciones a los grandes problemas de seguridad global.

Este año se centrará, en otras muchas cuestiones, en Ucrania, Rusia y el conflicto que enfrenta al gobierno de Kiev con los rebeldes prorrusos.

Estos días se han ido publicando varios artículos con posiciones diferentes respecto a la conveniencia o no de armar a Ucrania en el conflicto.

Wolfgang Ischinger, el presidente de la Conferencia de Seguridad de Munich, escribía hoy en Financial Times que o se ofrecen armas a Ucrania o la violencia continuará.

Facts from Ukraine will probably not make it into all Russian living rooms. But for international opinion, especially in Europe, more information would help to discredit the arguments of those who advocate a softer sanctions policy. Ending the violence in Ukraine requires new thinking. Those who flatly refuse to consider the difficult options should be aware that inaction also carries responsibility. If we do nothing we may well find out that there can and will be a military solution to the crisis over Ukraine.

En ese mismo sentido se manifestaban Steven Pifer y Strobe Talbott la semana pasada en el Washington Post. Pifer es exembajador de Estados Unidos en Ucrania y Strobe Talbott es el presidente de la Brookings Institution, además de buen amigo.

The new year has brought more misery to Ukraine. Separatist fighters, supported by Russian troops, have launched attacks in Donetsk and Luhansk. Diplomatic efforts have made no progress toward a settlement — or even toward firming up a cease-fire that has all but collapsed. The West, including the United States, needs to get serious about assisting Ukraine if it does not wish to see the situation deteriorate further. That means committing real money now to aid Ukraine’s defense.

First, the White House and Congress must commit serious money to Ukraine’s defense: $1 billion in military assistance this fiscal year, followed by an additional $1 billion each in fiscal year 2016 and 2017. Second, the U.S. government should alter its policy and begin providing lethal assistance to Ukraine. To be sure, most of the above funds would go to nonlethal assistance. Third, the U.S. government should approach other NATO member states about assisting Ukraine, particularly those countries that operate former Soviet equipment and weapons systems compatible with Ukraine’s hardware.

Curiosa y admirablemente, la carta recibió contestación desde dentro de Brookings. Jeremy Shapiro, investigador en el centro que preside Talbott, publicaba hace dos días su desacuerdo explicando por qué armar a Ucrania era una mala idea.

The Ukrainian calculus is one of immediate desperation. But the United States needs to think for the longer-term. And if U.S.-provided weapons fail to induce a Russian retreat in Ukraine and instead cause an escalation of the war, the net result will not be peace and compromise. There has recently been much escalation in Ukraine, but it could go much further. As horrible as it is, the Ukrainian civil war still looks rather tame by the standards of Bosnia, Chechnya or Syria. Further escalation will mean much more violence, suffering and death in Ukraine.

Hace también dos días, y con motivo de la Conferencia, Project Syndicate publicaba una tribuna conjunta de Des Browne (exsecretario de Defensa británico), Igor Ivanov (exministro ruso de Asuntos Exteriores) y Sam Nunn (exsenador estadounidense y copresidente de la Nuclear Threat Initiative).

La titulaban ‘Securing the Euro-Atlantic Community‘.

Two years ago, together with a broad group of former officials and experts, we warned that, in the absence of a new military and political strategy for the Euro-Atlantic region, there was a risk that stability would weaken and security would break down. Sadly, there are clear signs that this is happening, with Europe now beset by its most serious and deadly crisis in decades.

The first step is to create a new Euro-Atlantic Security Leadership Group, personally mandated by presidents, prime ministers, and foreign ministers. The Leadership Group would conduct a continuous high-level dialogue focused on developing specific recommendations on key points relating to the Ukraine crisis and Euro-Atlantic security more generally, integrating political, economic, and security issues.

Finally, a new Euro-Atlantic security architecture must be empowered to act beyond traditional “military” matters and engage more broadly on economic, energy-related, and other vital issues. As long as a zero-sum mentality regarding economic integration, trade, and energy persists, distrust will deepen. These issues are crucial in resolving Ukraine’s security and economic crisis and preventing it from becoming a failed state.

Hoy, mientras tanto, Angela Merkel y François Hollande han estado en Kiev y van camino de Moscú buscando un impulso de paz. En Kiev también ha estado John Kerry, Secretario de Estado estadounidense.

Como cuenta El País:

La propuesta franco-alemana a Kiev y Moscú está “basada en la integridad territorial de Ucrania”. Se trata, señaló Hollande, de evitar la opción militar, de alejar el peligro de una “escalada” cuando “el conflicto se ha convertido ya en una guerra”. París apuesta por el diálogo, “pero la negociación no se puede prolongar indefinidamente”, ha advertido Hollande. Su iniciativa conjunta con Merkel ha estado precedida de numerosos contactos que ambos líderes europeos han mantenido en los últimos meses con los presidentes de Ucrania y de Rusia.

El conflicto ucraniano será largamente analizado y debatido estos días en Munich. Es necesaria una solución política para poner fin a un conflicto en suelo europeo que deja ya más de 5.000 muertos y que abre un innecesario foco de inestabilidad geopolítica.

 

Lecturas, Política Internacional, Viajes | , , , , , , , , Permalink

Ucrania: la batalla por Mariúpol

La situación en Ucrania empeora. Las últimos esfuerzos de negociación dentro del marco de los Acuerdos de Mink no han dado mas de sí. Tanto las fuerzas rebeldes, prorrusas, como las ucranianas han llamado a la movilización general y el conflicto sigue estancado sin que se atisben signos de mejora.

La campaña de bombardeos sobre Mariúpol han sido la última gota. Ambos bandos se atribuyen, sin sorpresa, la autoría. El ataque provocó 30 muertos y en torno a cien heridos, todos civiles.

La conquista del puerto  de Mariúpol para los rebeldes es fundamental. Mariúpul, con más de 480.000 habitantes, es una de las grandes ciudades ucranianas, y la segunda de la región de Donestk. Se encuentra, además, en el este del país, en su zona más industrial, a solo diez kilómetros de la frontera rusa. Su puerto, ubicado en el Mar de Azov, es un enclave de alto valor estratégico para Rusia, que espera que los rebeldes prorrusos de la autoproclamada República Popular de Donetsk la controlen pronto.

Fuente: Financial Times

El control del puerto de Mariúpol, para Rusia, es una de las prioridades más importantes. También la negociación bilateral entre las autoproclamadas República Popular de Donetsk y República Popular de Lugansk con el Gobierno de Kiev. Los prorrusos quieren lograr el reconocimiento de la autonomía, pero Kiev no quiere negociar con entidades a las que no reconoce.

Mariúpol fue fundada en 1789. Sufrió grandes daños durante la Guerra de Crimea, a mediados del siglo XIX. Hoy es el lugar que acoge a los leales a Kiev. Parte de las autoridades, militares y políticos contrarios a los prorrusos se trasladaron allí desde Donetsk. Por eso, también, es un lugar tan significativo.

 

Política Internacional | Permalink