Netanyahu ya tiene Gobierno para recibir a Obama

The old city of Jerusalem at dawn

Parece que ya hay acuerdo para formar gobierno en Israel. Benjamin Netanyahu, vencedor de las elecciones de enero, ha logrado hacer una coalición que integra a Likud, su partido; Yesh Atid, el partido fundado por el presentador de televisión Yair Lapid; Hatnua; el partido centrista de Tzipi Livni y el derechista y nacionalista The Jewish Home. Cuatro partidos que suman 68 de los 120 escaños del Parlamento israelí y que esperan la llegada del presidente Obama el 20 de marzo.

El acuerdo se podría firmar esta misma noche, tras unas intensas negociaciones en las que Netanyahu ha tenido que prescindir, por primera vez desde 2005, de los partidos ultraortodoxos judíos que han sido sus aliados tradicionales: Shas y United Torah Judaism. El partido de Netanyahu, pese a ganar las elecciones, perdió un cuarto de los escaños que tenía en favor de los dos nuevos partidos que ahora se suman a la coalición, Yesh Atid y The Jewish Home.

Tzipi Livni, ex Ministra de Asuntos Exteriores, suma sus seis escaños al gobierno. Será nombrada ministra de Justicia con el compromiso de liderar cualquier nuevo esfuerzo de negociación con los palestinos. Un regalo envenenado para la pobre Livni, que no tiene en su mano la responsabilidad total para poder llegar al ansiado acuerdo de paz, aunque Netanyahu ya ha dicho que quiere iniciar un diálogo con los palestinos ‘sin condiciones previas’.

El antiguo partido de Livni, Kadima, se queda fuera del acuerdo porque sólo tiene dos escaños y no puede aspirar a ningún ministerio. El nuevo gabinete tendrá 22 ministros y no 30, como el anterior, para atender a la promesa electoral de Yesh Atid en la que se reivindicaba un gobierno más pequeño.

Yair Lapid, presentador de televisión y fundador de Yesh Atid, será el ministro de finanzas y Naftali Bennett, líder del derechista The Jewish Home, ministro de economía y comercio. Netanyahu ha podido asegurarse de que el ministerio de Exteriores queda en manos de su aliado Avigdor Lieberman, aunque no pueda ejercer el cargo porque está siendo investigado por fraude y abuso de confianza. Lieberman, un extremista que fue vice Primer Ministro y controvertido ministro de Exteriores en el anterior gobierno, lidera el partido Yisrael Beitenu, que se presentó a las elecciones en una lista única junto con Likud. Netanyahu ostentará el cargo de ministro de exteriores hasta que Lieberman pueda regresar a su puesto, suponiendo que se le declare inocente.

El nuevo gobierno tomará posesión justo después de la visita de Barack Obama el día 20 de este mes. Hay muchos temas importantes en la agenda, pero lo más urgente sigue siendo la resolución de la crisis de Irán. La negociación es el mejor y el único camino para asegurar un Irán sin armas nucleares y prevenir un conflicto de consecuencias imprevisibles y desastrosas.

Related posts:

Política Internacional |