La cooperación e integración internacional no puede beneficiar solo a la élite global

Larry Summers, antiguo Secretario del Tesoro de Estados Unidos, publica el artículo “It can be morning again for the world’s middle class“ en el Financial Times, alertando sobre la necesidad de actuar sobre el principal desafío económico al que nos enfrentamos: la necesidad de hacer partícipe a la clase media de los beneficios de la cooperación e integración internacional.

Este dato es revelador al respecto: “Si Estados Unidos tuviera hoy en día la misma distribución de ingresos que en 1979, el 80% con menor renta de  la población tendría 1 billón de dólares más, o 11,000 $ más por familia. Y el 1% de los que más ingresan, entre 1 billón de dólares y 750,000 $ menos”.

Solo si los ciudadanos ven beneficiosa la economía global, y no como una amenaza para la integración y bienestar de la sociedad, se podrá conseguir una economía global abierta. Algo que debiera estar bien presente en la cumbre de Davos esta semana.

Related posts:

Lecturas | , , , ,