Ucrania: la batalla por Mariúpol

La situación en Ucrania empeora. Las últimos esfuerzos de negociación dentro del marco de los Acuerdos de Mink no han dado mas de sí. Tanto las fuerzas rebeldes, prorrusas, como las ucranianas han llamado a la movilización general y el conflicto sigue estancado sin que se atisben signos de mejora.

La campaña de bombardeos sobre Mariúpol han sido la última gota. Ambos bandos se atribuyen, sin sorpresa, la autoría. El ataque provocó 30 muertos y en torno a cien heridos, todos civiles.

La conquista del puerto  de Mariúpol para los rebeldes es fundamental. Mariúpul, con más de 480.000 habitantes, es una de las grandes ciudades ucranianas, y la segunda de la región de Donestk. Se encuentra, además, en el este del país, en su zona más industrial, a solo diez kilómetros de la frontera rusa. Su puerto, ubicado en el Mar de Azov, es un enclave de alto valor estratégico para Rusia, que espera que los rebeldes prorrusos de la autoproclamada República Popular de Donetsk la controlen pronto.

Fuente: Financial Times

El control del puerto de Mariúpol, para Rusia, es una de las prioridades más importantes. También la negociación bilateral entre las autoproclamadas República Popular de Donetsk y República Popular de Lugansk con el Gobierno de Kiev. Los prorrusos quieren lograr el reconocimiento de la autonomía, pero Kiev no quiere negociar con entidades a las que no reconoce.

Mariúpol fue fundada en 1789. Sufrió grandes daños durante la Guerra de Crimea, a mediados del siglo XIX. Hoy es el lugar que acoge a los leales a Kiev. Parte de las autoridades, militares y políticos contrarios a los prorrusos se trasladaron allí desde Donetsk. Por eso, también, es un lugar tan significativo.

 

Related posts:

Política Internacional |