Archivo de la categoria ‘Viajes’

Rusia y Ucrania a debate en Munich

Mañana empieza oficialmente la Conferencia de Seguridad de Munich de 2015. Llevo ya muchos años asistiendo, y he vuelto a Alemania para analizar con importantes personalidades las soluciones a los grandes problemas de seguridad global.

Este año se centrará, en otras muchas cuestiones, en Ucrania, Rusia y el conflicto que enfrenta al gobierno de Kiev con los rebeldes prorrusos.

Estos días se han ido publicando varios artículos con posiciones diferentes respecto a la conveniencia o no de armar a Ucrania en el conflicto.

Wolfgang Ischinger, el presidente de la Conferencia de Seguridad de Munich, escribía hoy en Financial Times que o se ofrecen armas a Ucrania o la violencia continuará.

Facts from Ukraine will probably not make it into all Russian living rooms. But for international opinion, especially in Europe, more information would help to discredit the arguments of those who advocate a softer sanctions policy. Ending the violence in Ukraine requires new thinking. Those who flatly refuse to consider the difficult options should be aware that inaction also carries responsibility. If we do nothing we may well find out that there can and will be a military solution to the crisis over Ukraine.

En ese mismo sentido se manifestaban Steven Pifer y Strobe Talbott la semana pasada en el Washington Post. Pifer es exembajador de Estados Unidos en Ucrania y Strobe Talbott es el presidente de la Brookings Institution, además de buen amigo.

The new year has brought more misery to Ukraine. Separatist fighters, supported by Russian troops, have launched attacks in Donetsk and Luhansk. Diplomatic efforts have made no progress toward a settlement — or even toward firming up a cease-fire that has all but collapsed. The West, including the United States, needs to get serious about assisting Ukraine if it does not wish to see the situation deteriorate further. That means committing real money now to aid Ukraine’s defense.

First, the White House and Congress must commit serious money to Ukraine’s defense: $1 billion in military assistance this fiscal year, followed by an additional $1 billion each in fiscal year 2016 and 2017. Second, the U.S. government should alter its policy and begin providing lethal assistance to Ukraine. To be sure, most of the above funds would go to nonlethal assistance. Third, the U.S. government should approach other NATO member states about assisting Ukraine, particularly those countries that operate former Soviet equipment and weapons systems compatible with Ukraine’s hardware.

Curiosa y admirablemente, la carta recibió contestación desde dentro de Brookings. Jeremy Shapiro, investigador en el centro que preside Talbott, publicaba hace dos días su desacuerdo explicando por qué armar a Ucrania era una mala idea.

The Ukrainian calculus is one of immediate desperation. But the United States needs to think for the longer-term. And if U.S.-provided weapons fail to induce a Russian retreat in Ukraine and instead cause an escalation of the war, the net result will not be peace and compromise. There has recently been much escalation in Ukraine, but it could go much further. As horrible as it is, the Ukrainian civil war still looks rather tame by the standards of Bosnia, Chechnya or Syria. Further escalation will mean much more violence, suffering and death in Ukraine.

Hace también dos días, y con motivo de la Conferencia, Project Syndicate publicaba una tribuna conjunta de Des Browne (exsecretario de Defensa británico), Igor Ivanov (exministro ruso de Asuntos Exteriores) y Sam Nunn (exsenador estadounidense y copresidente de la Nuclear Threat Initiative).

La titulaban ‘Securing the Euro-Atlantic Community‘.

Two years ago, together with a broad group of former officials and experts, we warned that, in the absence of a new military and political strategy for the Euro-Atlantic region, there was a risk that stability would weaken and security would break down. Sadly, there are clear signs that this is happening, with Europe now beset by its most serious and deadly crisis in decades.

The first step is to create a new Euro-Atlantic Security Leadership Group, personally mandated by presidents, prime ministers, and foreign ministers. The Leadership Group would conduct a continuous high-level dialogue focused on developing specific recommendations on key points relating to the Ukraine crisis and Euro-Atlantic security more generally, integrating political, economic, and security issues.

Finally, a new Euro-Atlantic security architecture must be empowered to act beyond traditional “military” matters and engage more broadly on economic, energy-related, and other vital issues. As long as a zero-sum mentality regarding economic integration, trade, and energy persists, distrust will deepen. These issues are crucial in resolving Ukraine’s security and economic crisis and preventing it from becoming a failed state.

Hoy, mientras tanto, Angela Merkel y François Hollande han estado en Kiev y van camino de Moscú buscando un impulso de paz. En Kiev también ha estado John Kerry, Secretario de Estado estadounidense.

Como cuenta El País:

La propuesta franco-alemana a Kiev y Moscú está “basada en la integridad territorial de Ucrania”. Se trata, señaló Hollande, de evitar la opción militar, de alejar el peligro de una “escalada” cuando “el conflicto se ha convertido ya en una guerra”. París apuesta por el diálogo, “pero la negociación no se puede prolongar indefinidamente”, ha advertido Hollande. Su iniciativa conjunta con Merkel ha estado precedida de numerosos contactos que ambos líderes europeos han mantenido en los últimos meses con los presidentes de Ucrania y de Rusia.

El conflicto ucraniano será largamente analizado y debatido estos días en Munich. Es necesaria una solución política para poner fin a un conflicto en suelo europeo que deja ya más de 5.000 muertos y que abre un innecesario foco de inestabilidad geopolítica.

 

Lecturas, Política Internacional, Viajes | , , , , , , , , Permalink

Volar es un placer (en ocasiones)

Un compromiso me hizo acabar cenando el domingo en Viena, aunque mi intención era haber dormido en Nueva York.

Salí de madrugada del hotel para coger el primer vuelo. Llegaría a media mañana. No era tan grave el retraso. Además, probablemente, podría ayudar al país que originó la cena en Austria. Vaya lo uno por lo otro.

A esas horas no había periódicos en el aeropuerto. Encontré de casualidad
un ejemplar de The New York Times del domingo con todos sus suplementos -un gran fardo de papel- en un asiento de una de las salas de espera. Me aferré a él.

Tengo querencia por el NYT, y poder leer el lunes el ejemplar largo y denso del domingo encapsulado en un avión me pareció un regalo inesperado cuando en el avión solo servían prensa austriaca, sorprendentemente.

Lo que más me interesó fueron los artículos y columnas de opinión sobre el cerrojazo del Gobierno promovido por los republicanos mas extremos. Toda una gran estrategia montada desde la segunda victoria de Obama para dejar sin fondos a lo que llaman “Obamacare”, la Affordable Care Act. Lo sorprendente es que hayan utilizado el arma de destrucción mayor para la economía americana y en parte para la economía global: cerrojazo a todo el gasto del Gobierno.

Los republicanos tienen bien preparado el argumentario. ¿Qué se debe responder cuando nos acusan de cerrar el Gobierno? Sencillo: al contrario, estamos pidiendo que se financien todos los gastos del Gobierno, salvo la Affordable Care Act. Un asalto en toda regla para dinamitar la reforma sanitaria.

Empieza a cundir la preocupación sobre las consecuencias que todo ello pueda estar teniendo sobre la propia reputación americana.

Si esta irresponsabilidad puede darse -y no es la primera vez- en la mayor democracia mundial, “igual la democracia made en USA no es un ejemplo que pueda exportarse”, empiezan a temer algunos analistas.

En el suplemento de Libros me puse al día con una biografía sobre Albert Hirchsman, de Jeremy Adelman, que desconocía. Hirchsman es uno de mis más admirados humanistas, por desgracia recientemente fallecido. El Instituto de Estudios Avanzado de Princeton ha querido homenajearle creando una cátedra que lleva su nombre y eligiendo para dirigirla a Doni Rodrick intelectual de gran dimensión y amigo que ha preferido mudarse de Harvard a Princeton.

Me bajaré la biografía a mi Kindle en cuanto tenga conexión.

Me gustan los suplementos de viajes. El de esta semana está dedicado -entre otros lugares- a la Liguria italiana. Estuve allí hace pocos años pateando esos parajes sorprendentes de las Cinque Terre, una maravilla en el Mediterráneo genovés. Me ha encantado revivirlo de la mano del cronista del New York Times. De esa costa surgió la familia Doria de excelentes navegantes y expertos en comercio que dio también un Papa -Inocencio X- que de forma maestra fue retratado por Velázquez.

He disfrutado durante el viaje como si fuera un domingo tranquilo. Y era lunes y por los aires. Me gusta The New York Times.

Que dure.

Viajes | , , , , , , , , , Permalink

Pekín (5). World Peace Forum, segundo día

Segundo día en el World Peace Forum 2013 de Pekín. Ayer habló el Vice Presidente de la República Popular, Li Yuanchao. Hoy ha estado el Ministro de Comercio, Gao Hucheng, con quien hemos estado debatiendo sobre los contenciosos comerciales Unión Europea-China.

También ha intervenido el siempre interesante Zbigniew Brzezinski, el que fuera Consejero Nacional de Seguridad durante la presidencia del demócrata Jimmy CarterBrzezinski ha hablado sobre las relaciones Estados Unidos-China, uno de las claves para asegurar la estabilidad del mundo que se está configurando. Entre otras personalidades destacadas, ha sido interesante escuchar al jefe de la academia militar superior china, que ha hablado de cuestiones de seguridad y defensa desde la perspectiva del Ejército Popular.

Mi intervención ha girado en torno a las dificultades en la provisión y la gestión de los bienes públicos en un mundo globalizado. Hay varios ejemplos de bienes públicos globales, como por ejemplo la estabilidad climática o la estabilidad en cuestiones de seguridad a nivel mundial, que tienen siempre varios puntos en común. Por ejemplo, requieren de una gobernanza global mucho más desarrollada, con instituciones nuevas, mejores, más eficaces y más inclusivas que aseguren que somos capaces de proveerlos y gestionarlos. El nivel nacional no es suficiente. Una de las mayores dificultades es la aparición de free-riders, actores que no siguen las normas y a los que es muy difícil castigar o excluir del consumo del bien público, a cuya provisión no contribuyen.

Es un tema apasionante. Estoy seguro de que tendremos tiempo de debatir sobre este tema en el futuro.

Viajes | Permalink

Pekín (3). Un vistazo a la actualidad internacional

Sigo en Pekín. He podido sacar un rato para echar una ojeada a la actualidad internacional, y estos son algunos de los artículos que más me han interesado. Merecen una lectura para luego reflexionar.

Martin Wolf: ‘How austerity has failed‘. The New York Review of Books.

  • ‘Austerity has failed. It turned a nascent recovery into stagnation. That imposes huge and unnecessary costs, not just in the short run, but also in the long term: the costs of investments unmade, of businesses not started, of skills atrophied, and of hopes destroyed. What is being done here in the UK and also in much of the eurozone is worse than a crime, it is a blunder’.

wolf_figure1-071113

  • ‘Why is strong fiscal support needed after a financial crisis? The answer for the crisis of recent years is that, with the credit system damaged and asset prices falling, short-term interest rates quickly fell to the lower boundary—that is, they were cut to nearly zero. Today, the highest interest rate offered by any of the four most important central banks is half a percent. Used in conjunction with monetary policy, aggressive and well-designed fiscal stimulus is the most effective response to the huge decrease in spending by individuals as they try to save money in order to pay down debt. This desire for higher savings is the salient characteristic of the post–financial crisis economy, which now characterizes the US, Europe, and Japan. Together these three still make up more than 50 percent of the world economy’.
  • ‘Of course, some think that neither monetary nor fiscal policy should be used. Instead, they argue, we should “liquidate labor, liquidate stocks, liquidate the farmers, liquidate real estate.” In other words, sell everything until they reach a rock-bottom price at which point, supposedly, the economy will readjust and spending and investing will resume. That, according to Herbert Hoover, was the advice he received from Andrew Mellon, the Treasury secretary, as America plunged into the Great Depression. Mellon thought government should do nothing. This advice manages to be both stupid and wicked. Stupid, because following it would almost certainly lead to a depression across the advanced world. Wicked, because of the misery that would follow’.
wolf_figure2-071113
  • ‘The right approach to a crisis of this kind is to use everything: policies that strengthen the banking system; policies that increase private sector incentives to invest; expansionary monetary policies; and, last but not least, the government’s capacity to borrow and spend’.
  • ‘Failing to do this, in the UK, or failing to make this possible, in the eurozone, has helped cause a lamentably weak recovery that is very likely to leave long-lasting scars. It was a huge mistake. It is not too late to change course’.

David Gardner: ‘Qatar shows how to manage a modern monarchy‘. Financial Times.

  • ‘The Emir of Qatar’s decision to abdicate voluntarily in favour of his 33-year-old son may well be a first in Arab dynastic politics. The new emir – Sandhurst-educated Sheikh Tamim bin Hamad al-Khalifa – has had a solid 10-year apprenticeship, grounded in the army and security services, the institutional teat of Arab rulers’.
  • ‘The Hashemites of Jordan, like the Alaouites of Morocco, claim descent from the Prophet. Saudi kings emphasise they are the custodians of Mecca and Medina – the holy mosque cities of pilgrimage – making them the nearest modern equivalents to Caliphs of Islam. They are not just monarchs’.
  • Saudi Arabia is still ruled by Ibn Saud’s sons, the latest of them the infirm King Abdullah, who has been predeceased by two crown princes in the past two years. Over-dependent for its legitimacy on the reactionary Wahhabi clerical establishment, the House of Saud faces a succession crisis as an absolute monarchy with no absolute monarch, as al-Saud factions jostle for position. Even Saudi officials liken it to the gerontocracy of the Soviet politburo after Leonid Brezhnev’.
  • ‘Republican tyrants, once like Shelley’s Ozymandias in their sneering pride, are almost dust (think Saddam Hussein railing against the Gulf’s “throne dwarfs”). The Saudis need to skip a generation, like Qatar. A bonus for Sheikh Hamad is that he cocks a snook at both camps’.
Discurso del Presidente Obama sobre su nueva política contra el cambio climático, ayer en la Universidad de Georgetown, Washington D.C. Se puede leer entero aquí. Con una parte importante de su legado, la política de inmigración, moviéndose relativamente bien en el Congreso, Obama es un poco más libre para centrarse en cambio climático. Sin embargo, todo lo que anunció ayer está diseñado para no requerir la aprobación del Congreso, donde sería bloqueado por la mayoría republicana.

Las cinco propuestas más importantes:

  1. Working with the EPA (Environmental Protection Agency) to implement limits on the carbon dioxide output of new and existing power plants.
  2. Increasing production of renewable energy on public lands.
  3. Increasing energy efficiency standards.
  4. Adaptation of American cities and communities to the effects of climate change (storm surges, salination).
  • Internacionalmente: cooperación bilateral con grandes emisores en asuntos específicos. Por ejemplo, Obama y Xi Jinpin decidieron trabajar juntos para reducir la producción y el consumo de hidrofluorocarburos (HFCs) en su última reunión en California. También se anunció el fin de las ayudas públicas a nuevas plantas de carbón en el exterior, salvo las más avanzadas o los países más pobres. Por último señaló la importancia de continuar apoyando un ambicioso e inclusivo acuerdo global contra el cambio climático para 2020, en el contexto del United Nations Framework Convention on Climate Change.
  • Para más información, hay un buen análisis en el Council on Foreign Relations, de Michael Levi: Reading Between the Lines of Obama’s Climate Change Plan
  • Una cita del discurso: ‘As a President, as a father, and as an American, I’m here to say we need to act. I refuse to condemn your generation and future generations to a planet that’s beyond fixing. And that’s why, today, I’m announcing a new national climate action plan’
 Jorg Bibow: ‘Euro Crisis Sees Reloading Of Germany’s Current Account Surplus’. Social Europe Journal.
  • ‘Who is running the largest current account surplus in the world? China? Saudi Arabia? Both wrong! These are only the number two and three countries. China had a record $420bn surplus in 2008, but that imbalance has more than halved since. As a share of GDP China’s external imbalance is down from ten to two-and-a-half percent since the global crisis – evidence of a remarkable rebalancing. The oil price would need to be significantly higher still to make Saudi Arabia the number one. So for 2012 the number one prize actually goes to: Germany! The world champion of 2012 ran up a current account surplus of almost $240bn. At a rocking seven percent of GDP’
p1

No os perdáis tampoco este largo ensayo en Brookings titulado A Deadly Triangle: Afghanistan, Pakistan & India. William Dalrymple, el autor, ve peligro de escalada del conflicto India-Pakistán, dos potencias nucleares que pueden poner en peligro la paz regional y mundial.

Lecturas, Viajes | Permalink

Confianza o desconfianza estratégica en China

He pasado la mayor parte de la semana pasada en Pekín, invitado por la Universidad Tsinghua -el MIT de China- a un coloquio de ambicioso título: “Win-Win for all. Stability and security in the New World”.

Como era de esperar las soluciones aportadas  han sido pocas, pero el debate interesante e incluso, en ocasiones, esclarecedor.

Cada vez los chinos se expresan con mayor libertad. Se percibe mejor el debate interno entre quienes desean una China con posiciones más claramente propias nacionales e internacionales y quienes creen que sus prioridades siguen estando en la acción doméstica, en el crecimiento, en sacar de la pobreza a los millones de ciudadanos chinos que faltan. Aquellos partidarios de esta segunda postura, consideran que deben ser prudentes en la acción exterior.

La teoría del  ”ascenso pacífico” o del “desarrollo pacífico” continúa siendo la defendida por el equipo dirigente y así me lo hizo saber quien será, a finales de año, elegido nuevo Presidente chino, Xi Jinping.

Una primera prueba será la forma en que se desarrollen las tensiones en el Mar de la China con sus vecinos de Asean. Con casi todos tienen problemas de fronteras marítimas.

China no acepta –al menos por ahora— ámbitos regionales multilaterales para resolver las diferencias.

Mi recomendación sería dejarlos terminar tranquilamente su transición hacia un nuevo Presidium que se producirá a finales de año.

Política Internacional, Viajes | , , , , Permalink

Debating the Transatlantic Alliance with Miliband

This week I joined former British Foreign Secretary David Miliband at a John F. Kennedy Jr. Forum at Harvard Kennedy School to debate the transatlantic alliance and its handling of issues including Afghanistan and Iran.

We took part in a series of events and master classes during Europe Week, organized by the Future of Diplomacy Project in the Belfer Center for Science and International Affairs. And visited the Kennedy School as Fisher Family Fellows.

R. Nicholas Burns, director of the Future of Diplomacy Project and professor of the practice of diplomacy and international Politics, moderated the JFK Jr. Forum discussion with me and Miliband on Tuesday, April 3.

To read more

Debate, Política Internacional, Viajes | , , , , , , , , Permalink

¿Dónde quedan los BRICs en asuntos que transcienden lo puramente económico?

Estuve en la Conferencia de Seguridad de Múnich, que se celebró del 3 al 5 de febrero en la capital bávara. Lo más destacado del debate este año fue, a mi juicio, comprobar la diferente visión que tenemos la Unión Europea y Estados Unidos frente a Australia al tratar temas del Pacífico. El Ministro de Exteriores australiano, Kevin Rudd, explicaba que desde Australia se nos mira, sobre todo a la UE, como actores más bien económicos, más preocupados en debatir aquellos factores que pueden obstaculizar el crecimiento de los países de la zona, y mucho menos centrados en los problemas geoestratégicos que todavía están vivos en la zona del Pacífico. La llamada de Australia es que Europa, en particular, no se aleje desde un punto de vista estratégico de la seguridad en una región en que la cooperación es fundamental y a la que Europa puede contribuir con su experiencia.

Después de Múnich, pasé una agradable jornada en París, en la escuela de Asuntos Internacionales (PSIA) de Sciences Po, para dar una conferencia y coloquio sobre el futuro de Europa y su papel en este nuevo mundo. El público estuvo compuesto por unos 300 alumnos de múltiples nacionalidades. Gentes de tantos países hicieron el debate muy rico. Y fui yo el que aprendí. Mi sorpresa fue que me pidieron que la sesión fuera en inglés. ¡Qué tremendo cambio! Que en una escuela de la ENA (École Nationale d’Administration) no solo se acepte, sino que se exija el inglés como lengua vehicular. Buena lección.

Por la noche se organizó una reunión de trabajo durante la cena con jóvenes en posiciones relevantes –tanto hoy como mañana— en el Gobierno de Los Emiratos Árabes Unidos. Invitados por Sciences Po pasan unas jornadas aprendiendo lo que es Francia hoy desde todos los aspectos e, interesantemente, invitan a europeos para que ofrezcan una visión global. No conozco una experiencia igual en España, pero me han surgido varias iniciativas similares que podrían llevarse a cabo.

Durante la cena debatimos mucho sobre Siria. Sobre todo por el veto de Rusia y China. ¿Qué hay detrás de todo ello? Simplificando podría decirse que una Rusia que desea recuperar su voz en la zona. Y para ello, Siria es su primer aliado y –muy importante desde el punto de vista estratégico—el único país fuera de la antigua Unión Soviética donde Rusia cuenta con una base militar. Allí reposta su portaaviones que cuida del Mediterráneo. Todo ello revestido –con alguna razón— por el derecho de no injerencia; que debe realizarse con todas las garantías. En Libia “dejaron hacer” absteniéndose en la resolución y ahora quieren un precio más elevado para no vetar. Pero en mi opinión se equivocan. El mundo árabe hoy no entiende estos cálculos geoestratégicos, especialmente cuando la Liga Árabe comienza a actuar coordinadamente.

China, por su parte, se posicionó cómodamente detrás de Rusia sin hacer demasiado ruido. Resulta interesante observar que en toda la historia de las Naciones Unidas, China únicamente ha vetado en 8 ocasiones (2 corresponden a Siria) cuando consideraba que sus intereses directos estaban altamente amenazados. En el caso de Siria, sin embargo, es diferente. Aunque China no tiene intereses directos en economía y/o seguridad –como es el caso de Rusia— en el cálculo de sus movimientos consideró que no vetar no iba a reportarle beneficios. Por un lado pensó que su imagen de cara al exterior no mejoraría en cuanto a derechos humanos. Por el otro, contempló que su relación con Rusia se vería dañada. A ello se une, tanto en el caso de China como en el de Rusia, que ambos temen el desarrollo de eventos similares en sus países en un futuro.

Destaca que India, país extremadamente cuidadoso con el derecho de injerencia, votase a favor de la resolución y dejara en incómoda posición argumental tanto a Rusia como a China. Lo que genera otro debate: ¿dónde quedan los BRICs en asuntos que transcienden lo puramente económico? Vamos a ver qué éxito tiene Araba Saudí en sus últimas gestiones.

Para acabar me gustaría compartir el libro “Doctor Glas”, de H. Söderberg. En pocas páginas describe de forma emocionante las decisiones de un médico en la sociedad burguesa de Estocolmo en 1905. No me lo quito de la cabeza.

Lecturas, Política Internacional, Viajes | , , , , , , , , Permalink